Regresar

¿Comer después de entrenar? ¿Qué y cuánto comer? ¿y para qué?

Giovanna Piccolo JohanningGiovanna Piccolo Johanning · 4/3/2017

Estas son las clásicas preguntas que recibimos las nutricionistas que trabajamos en deporte. La mayoría de personas físicamente activas, que van al gimnasio o al box, o que entrenan en la pista, en la montaña o en la calle, en sus diferentes disciplinas deportivas, por diversión o de manera profesional, se cuestionan: ¿necesito comer después de entrenar o mejor me espero a que sea la hora de comer? ¿si como, puedo perder los resultados por los que estoy trabajando? ¿tendrá sentido comerme las calorías que acabo de quemar?

Este fin de semana asistí a un congreso de nutrición deportiva en nuestro país, donde una amiga y colega - Gabriela Fernandez - con mucha razón comentaba "muchas personas que llegan a la consulta en realidad no saben bien que es lo que desean". Con esto estoy de acuerdo, lo primero que usted debe ELEGIR es su objetivo, sea perder grasa, aumentar masa muscular o mejorar su rendimiento deportivo. Seguidamente, pregúntese ¿qué tipo de entrenamiento debo hacer para poder alcanzar ese objetivo?... y ¡ahora sí! ¡Manos a la obra! ¡A ponerle ganas!  

-Entonces, ¿como o no como después de entrenar? 

La respuesta SIEMPRE será: ¡Sí!

Mientras usted está entrenado el cuerpo entra en un estado de catabolismo muscular. ¿Que quiere decir esto en ESPAÑOL? Sus fibras musculares - su masa muscular - esta bajo "sufrimiento" o desgaste. Véalo así: en lugar de estar ganando, usted esta perdiendo. Claro está, esto es RELATIVO, y directamente proporcional - diría yo - a la intensidad del trabajo que usted está haciendo.

-Muy interesante, ¿pero entonces meriendo inmediatamente después de entrenar o me espero hasta que llegue el almuerzo o la cena?

La respuesta a esta pregunta es: ¡Comapro ojalá lo más pronto posible después de entrenar! 

Esta comida puede ser una merienda, o si ya es hora de comer, puede ser su almuerzo o su cena. Esto depende de la hora en la que usted entrena. Nuestra misión con esta comida es reparar el músculo y reponer la energía que hemos perdido, para poder estar con las pilas bien puestas para el entrenamiento de más tarde, o del día siguiente; y claro está, para tener nutrientes que me ayuden a detener este catabolismo que sufren mis músculos, y más bien empezar a REPARAR - ¿y porqué no? - CONSTRUIR nuevas fibras musculares.

-¿Y será que si yo no fallo con esta comida después de entrenar alcanzaré mi objetivo de bajar mi grasa, aumentar mi masa muscular o mejorar mi rendimiento deportivo?

La respuesta a esta pregunta es: ¡NO! 

Si usted no complementa su entrenamiento con una buena dieta, de nada sirve que haga su comida post-entreno de manera religiosa. Para ver resultados se necesita llevar una alimentación sana, variada y completa; de lo contrario: ¡NO HAY MERIENDA DEPORTIVA QUE HAGA MILAGROS! (Merienda deportiva es el termino elegante que usamos para denominar esa comida post-entreno)

- ¡Genial! ¿Pero al grano, qué me puedo comer después de entrenar?

La respuesta a esta pregunta es la muy temida frase por todos ustedes: ¡ESO DEPENDE DE SUS OBJETIVOS!

Si usted entrena para tonificar/ganar masa muscular, necesitamos ingerir proteína de alto valor biológico - quiere decir completa, con todos los aminoácidos esenciales - junto con alimentos con energía en forma de carbohidratos. Puede ser proteína de whey - o del suero de la leche - por ser de rápida absorción; que también puedes encontrar en los alimentos lácteos. Acompañada con alimentos con energía, como fruta y/o carbohidratos. Otra opción - también válida si es hora de comer - puede ser nuestro típico gallo pinto con huevo, o arroz y frijoles con un filet de pescado. Los estudios han encontrado resultados similares, cuando comparamos proteína hidrolizada en forma de un batido de proteína de whey, y cuando se trata de comida fuente de proteína de alto valor biológico y carbohidratos. Sin embargo, por un asunto de digestibilidad y facilidad/velocidad de absorción, los resultados favorecen ligeramente a la opción que discutimos en primera instancia.

Para concluir este tema que me apasiona, mi recomendación es: VISITE A SU NUTRICIONISTA DE CONFIANZA, y discuta con el/ella sobre la mejor opción para usted. Estas recomendaciones siempre deben individualizarse. Lo que funciona para su amigo, puede que no le funcione igual a usted. 

Y recuerde, ¡pancita llena corazón contento! ¡buen provecho!


Proteína de alto valor biológico: huevo, lácteos, carnes o proteína de whey. 

Proteína de alto valor biológico: huevo, lácteos, carnes o proteína de whey. 

Giovanna Piccolo Johanning

Giovanna Piccolo Johanning

Nutrición Humana y Dietética, Nutrición Deportiva, Entrenadora Personal

Agendar Cita
powered ByMDee Logo