Regresar

Comer para Ser Feliz

Giovanna Piccolo JohanningGiovanna Piccolo Johanning · 8/2/2017

Hoy en día esta muy de moda cualquier "dieta" que incluya BATIDOS en lugar de comidas. - "NO desayune, tómese este batido."- escuchas en muchas clínicas (incluso en aquellas de mucha fama o de reciente popularidad). Así también, argumentos como "NADA de ejercicio por estos primeros meses", o "Tómese este otro suplemento para quemar grasa y aumentar el metabolismo". Todo esto se traduce en mucho dinero, y es aquí adonde está el negocio redondo. Sin mencionar que son estrategias ingenuas, sin adherencia a largo plazo y poca evidencia científica.

Ahora, tenga MUCHO CUIDADO, no caiga usted en esta tentación, pues claro, cuando te ponen todo fácil y te prometen grandes resultados a corto plazo, con poco o ningún esfuerzo, téngalo por seguro, que probablemente es un FRAUDE. Nuestro Colegio de Profesionales en Nutrición se encuentra trabajando para poder que regular y sancionar estas iniciativas que más que hacer un bien, están enfermando el cuerpo - y la billetera - de nuestra población.

Nada que valga la pena en ésta vida es fácil. Si usted quiere perder peso y mantenerse saludable, debe aprender a comer bien, usando los alimentos que nos dio la naturaleza. No existe la necesidad de hacer dietas locas y de batidos, o sumamente restrictivas, ni mucho menos. 

Encuentre un buen profesional de nutrición, que le asesore de manera responsable. Aquél que piense en usted y no en su billetera.

Comer para ser Feliz

Comer para ser Feliz

Comer para ser FELIZ

Les comparto mis mejores estrategias para lograr que los pacientes desarrollen adherencia a su plan de alimentación. No hacemos dietas temporales, de sólo algunos meses. ¡No!, nosotros enseñamos a comer bien para toda la vida:

UNO

Diseñar un menú con ejemplos claros de buenas - y prácticas - comidas.

DOS

Intentar mantenerlo simple, para que el paciente no se abrume llevando cuentas de porciones o calorías.

TRES

Regalar varias opciones para cada tiempo de comida, para evitar que el paciente se aburra.

CUATRO

Desarrollar una buena relación con el paciente, para que sienta la confianza para preguntar, quejarse y buscar apoyo moral y emocional.

CINCO

Establecer metas claras y realistas a corto plazo. Metas que podamos ir alcanzando a la semana o a la quincena.


Y recuerde siempre, ¡pancita llena corazón contento! Si el paciente pasa con hambre o de mal humor, la batalla ya está perdida.

Giovanna Piccolo Johanning

Giovanna Piccolo Johanning

Nutrición Humana y Dietética, Nutrición Deportiva, Entrenadora Personal

Agendar Cita
powered ByMDee Logo