Regresar

Consejos de Nutrición de Mamá para Mamá

Melania Meza BarrantesMelania Meza Barrantes · 15/7/2017

Buena alimentación durante el embarazo, lactancia y destete

Como ya sabemos, una alimentación completa, balanceada y adecuada es clave para sentirnos bien y gozar de una buena salud.

Uno de los momentos más importantes de la vida, donde la nutrición y la alimentación es fundamental, es en el período del embarazo. La futura mamá sabe que tiene que alimentarse de la mejor manera para suministrar los nutrientes idóneos tanto para ella como para su bebé. Desmentimos algunos mitos como es el de comer por dos, siendo lo importante comer PARA los dos, incluyendo las cantidades adecuadas y de la mejor calidad posible.

¿Comer por dos? ¿O comer PARA dos? ¿Qué significa esto?

Comer PARA dos significa escoger los mejores alimentos, los que nos aportan más nutrientes, más vitaminas y más minerales (como frutas y vegetales frescos). Durante el embarazo necesitamos más proteínas, hierro, calcio y ácido fólico. El bebé en formación siempre va a tomar las cantidades que necesita de la alimentación y de la reserva de la madre; y claro está, que si la mamá no consume los nutrientes necesarios para ambos, pues puede verse perjudicada en ese sentido; como por ejemplo, consumir alimentos fuentes de calcio puede evitar que la mama se descalcifique, y alimentos fuente de hierro puede evitar que la mamá sufra de anemia. Una mamá con una alimentación deficiente en calcio aumenta sus probabilidades de sufrir osteoporosis de manera temprana, y una mamá con anemia aumenta sus probabilidades de un crecimiento fetal deficiente, un nacimiento prematuro y un bebé de bajo peso al nacer. Por estas y otra razones, la importancia de una alimentación óptima en este tiempo tan milagroso de la vida.

Agotador Milagro: La Lactancia

La lactancia es otro periodo precioso. Sin embargo, toma de mucha paciencia, dedicación y por supuesto, de una excelente alimentación por parte de la mamá. ¿Sabía usted que para la producción de leche de un día, la mamá gasta al menos unas 500 calorías? ¡Claro esto nos produce muchísima hambre! En algunos casos, las mamás se han visto en la necesidad de eliminar algunos alimentos de la dieta para ayudar a eliminar ciertas alergias que presentan algunos bebés en las etapas tempranas, por lo que aún, con más razón, deben de asegurar un aporte calórico y nutricional suficiente. Además, sabemos que vienen tiempos en que no dormimos mucho y necesitamos suficiente energía para sobrellevar este momento tan lindo pero cansado, y es ahí, donde nos damos cuenta nuevamente de la importancia de una buena alimentación. Consumir suficientes calorías pero no demasiadas, y siempre elegir lo que más nos nutre para estar aún mejor anímica y emocionalmente. También es esencial hidratarse muy bien, ya que esto nos ayuda a producir más leche para nuestros bebés.

El duelo: El Destete

Después de este período de una conexión perfecta, pero a la vez un poco abrumante, nos toca vivir un “duelo”: el destete. Hay quienes hablan del destete como algo natural que puede que pase muy paulatinamente, ya que en algunos casos es el mismo bebé quien lo deja por si solo. Otros hablan de un destete un poco más “drástico”, que se hace de un momento a otro. Esto depende de cada mamá y de cada bebé. Este es un período de adaptación y hay quienes lo vamos a extrañar muchísimo, ya que vamos realizando que nuestros peques ya no son tan peques. De igual manera, quiero resaltar que, si no se puede o por elección propia no se da de mamar, el amor de madre se tramite de muchas otras maneras.

De la teoría a la practica ¿cómo hacemos con el hambre?

Sumado a todo este sentimentalismo tan real, viene una parte un poco complicada, y por lo que creo es necesario una buena guía en la alimentación. Venimos del embarazo y la lactancia, y por tanto, acostumbradas a comer una cantidad mayor. A partir del destete, esas 300 o 500 calorías adicionales – recomendadas durante el embarazo y la lactancia respectivamente - ya no se deberían de consumir. De la noche a la mañana ya no debiéramos de estar ingiriendo estas calorías extras. Entonces bien, la teoría puede estar clara, pero ¿como hacemos con el hambre?

Les comparto algunos de mis secretos:

1. Tener un horario adecuado de tiempos de comida y no saltarse ninguno, esto incluye las meriendas.

2. Disminuir poco a poco las porciones.

3. Tener a disposición alimentos bajos en calorías que nos aporten nutrientes. Me encantan los vegetales y frutas frescas, en forma de batidos con un poco de todo, las palomitas y la gelatina sin azúcar, con un poquito de yogurt griego y semillas. ¡Permítase ser creativa, y así evitar alimentos cargados en azúcar, harinas refinadas y grasas!

4. Ingerir suficiente agua y bebidas sin azúcar. ¡Recuerde una persona deshidratada es una persona con hambre!

5. No olvidar el ejercicio. Nos puede ayudar a sentirnos bien y a tener un tiempo para nosotras mismas. ¡Una mamá feliz es un bebe feliz!

6. Idealmente, tener conocimiento de la cantidad de calorías que necesita individualmente, para así tener una visión un poco más clara de lo que necesitas diariamente.

¡A todas esas mamás que luchamos día a día, FELIZ DIA DE LAS MADRES!

Melania Meza Barrantes

Melania Meza Barrantes

Nutrición Humana y Dietética, Master en Nutrición y Metabolismo

Agendar Cita
powered ByMDee Logo