Regresar

¿Por qué fracasan todas las dietas?

Giovanna Piccolo JohanningGiovanna Piccolo Johanning · 12/9/2016

Muchas personas se proponen bajar rápidamente de peso para “verse bien” lo antes posible. Prueban y prueban dietas de internet o de revistas y las ponen en práctica sin ninguna guía o consulta profesional, lo que finalmente promueve prácticas alimenticias poco saludables y peligrosas. El problema es ese: hacer dieta! NO HAGA DIETA, mejor pregunte a un especialista y aprenda a comer sano y con medida. Ningún extremo es bueno, y algunas de las dietas más populares son justamente eso: un extremo.

¡Las dietas milagro son un extremo!

¡Las dietas milagro son un extremo!

La realidad es que no existen las dietas milagrosas; pero si existen recomendaciones claves para que un buen plan de alimentación, diseñado por un profesional, funcione!

Entonces, ¿qué debo hacer para que un plan de alimentación funcione? ¿Cuáles son los errores mas comunes que hay que evitar?

1. No copiar dietas de internet o de revistas. Ellos no conocen su peso, su estatura, su sexo, su actividad física, sus hábitos, su estilo de vida o sus actividades diarias. Un plan de alimentación que realmente funcione, se debe calcular tomando en cuenta todos los factores personales mencionados anteriormente.

2. Una sola consulta nutricional no es suficiente. El plan de alimentación que se calcula en una primera consulta es plan piloto de prueba. Es importantísimo que siga el seguimiento que le propone la nutricionista. Es indispensable para poder medir la efectividad del plan de alimentación, el cumplimiento de las metas, y el progreso a través del tiempo.

3. No se salte tiempos de comida. El hacer meriendas y cumplir con los 5 tiempos de comida es una estrategia para aumentar el metabolismo, evitar el hambre y los sentimientos de ansiedad.

4. La idea de un buen plan de alimentación es rebajar mínimo 0,5 kg por semana; si el paciente hace ejercicios con regularidad la perdida puede ser de 1 hasta 2kg por semana. Una perdida mayor a 2kg por semana pone en peligro la salud y ofrece un efecto rebote seguro, por lo que no se recomienda.

5. Respete el tamaño de la porción calculada por el especialista para usted. Esto asegura el cumplimiento de sus necesidades nutricionales (de energía y nutrientes), ni más ni menos.

6. Elija alimentos ricos en fibra (granos enteros, leguminosas, frutas y vegetales). El consumo de fibra no solo favorece su digestión, tránsito intestinal y perfil de lípidos sanguíneos; sino que también nos hace sentir satisfechos por más tiempo.

7. Evite el azúcar, dulces, postres y demás carbohidratos refinados. No solo son alimentos con una mayor concentración de calorías y grasas; sino que también promueven una mayor producción de insulina, un sentimiento de adicción, y a los pocas horas la reaparición del apetito.

Giovanna Piccolo Johanning

Giovanna Piccolo Johanning

Nutrición Humana y Dietética, Nutrición Deportiva, Entrenadora Personal

Agendar Cita
powered ByMDee Logo