Regresar

Soy Celiaco

Melania Meza BarrantesMelania Meza Barrantes · 5/8/2017

¿Cuáles son los síntomas? ¿Es lo mismo que ser intolerante? ¿Qué puedo comer? ¿Que no puedo comer?

Mi prima Marcela, a sus 20 años, sufría muchísimo del estómago, ciertas comidas le provocaban nauseas, vómito, y a veces diarrea. Este malestar la llevo a perder el gusto por comer y a identificar que alimentos le caían mal para dejarlos de consumir. Empezó por el pan, pastas y cerveza, pero nunca los eliminó del todo; siguió con dolor, empezó a perder mucho peso y siempre sentía un ardor en el estómago, así que no quedó de otra que visitar al doctor.

El médico sospechó que se trataba de celiaquía y le realizó un examen de sangre para ver el nivel de anticuerpos contra ciertas proteínas en el revestimiento intestinal (incluyendo el gluten). Además, fue imprescindible realizarle una biopsia intestinal para confirmar el diagnóstico. 

La Noticia: Era Celiaca

La diarrea crónica, pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas y la irritabilidad eran los síntomas que tenía Marcela. Sin embargo, hay otras personas que los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, lo que dificulta todavía más el diagnostico.

Pero, ¿y que es la enfermedad celiaca?

La enfermedad celiaca es la intolerancia permanente al gluten. Esto quiere decir que cuando comen gluten, la reacción del sistema inmune a esta proteína deteriora y destruye gradualmente las vellosidades del intestino delgado, esto altera la capacidad de absorber bien los nutrientes, por lo que, el paciente celiaco tiene mayor propensión a la delgadez y a carencias vitamínicas o nutricionales. Por ejemplo, estos pacientes pueden desarrollar anemia (disminución de la cantidad de glóbulos rojos debido a la falta de hierro) u osteoporosis (huesos quebradizos debido a la falta de calcio).

¿Y que es el gluten?

El gluten es una proteína que está presente en el trigo, avena, cebada, centeno. No olvidar que muchos productos son derivados de estos 4 cereales. El celíaco debe incluir en su dieta: legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten: arroz y maíz.

Por lo general la persona celiaca tiene anemia, por ello es muy importante incluir en la dieta, frijoles, lentejas, garbanzos, frutos secos y vegetales verdes. Además de acompañar con jugos de frutas para que favorezca la absorción del hierro a través de la vitamina C.

Para la anemia: combine los alimentos fuentes de hierro vegetal con alimentos fuentes de Vitamina C

¿Y se cura?

Aunque no hay cura para la enfermedad celíaca, el tratamiento más eficaz y exitoso, como lo mencionamos anteriormente, es una dieta sin gluten durante toda la vida. 

La buena noticia es que el intestino delgado puede curarse y, aunque este proceso puede tomar hasta 6 meses, muchas personas empiezan a sentirse mejor en tan sólo unos pocos días después de iniciar la dieta sin gluten.

Intolerancia, sensibilidad o alergia al gluten, ¿es lo mismo?

La respuesta es que no, no es lo mismo, la enfermedad celiaca como ya lo hablamos, es una enfermedad sistémica autoinmune producida por la intolerancia a las proteínas del gluten. Cuando se habla de sensibilidad al gluten, las pruebas resultan negativas, pero la salud de la persona mejora al eliminar el gluten de su alimentación y en cambio empeora cuando vuelve a consumir gluten. La alergia al gluten es muy poco común, a diferencia de la enfermedad celíaca, el sistema inmune de los alérgicos al gluten produce anticuerpos ante esta sustancia que consideran perjudicial para su salud; los anticuerpos IgE producen una respuesta inmediata a la ingesta o contacto del gluten que puede ser urticaria, edemas, dificultad respiratoria, reacciones típicas en las alergias alimentarias.

Estas fueron algunas de las dudas que tenía Marcela y por ello necesitó de especialistas que la guiaran en el proceso. Acudió a mí como nutricionista para poder empezar con una dieta libre de gluten.

¿Satisface el mercado al paciente celiaco?

Durante los primeros meses fue muy difícil, en el mercado no había muchas opciones de productos libre de gluten, además que le encantaba el pan. Hay productos que uno pensaría que no contienen gluten, por ejemplo, los embutidos o los helados, pero en muchos de los casos si contienen o tienen contaminación cruzada. Es por esto que lo primero que le recomendé y considero que es lo más importante: aprender a leer las listas de ingredientes y estar alerta desarrollando el hábito de siempre revisar las etiquetas, evitar en la medida de lo posible los alimentos procesados y/o pre envasados, ya que en estos es más difícil garantizar la ausencia de gluten.

Hoy en día, hay muchos productos con sellos de garantía de gluten free. En algunos supermercados ya se pueden encontrar pastas, laminas para lasaña, premezclas para hacer crepas, queques, diferentes tipos de yogurts, quesos, galletas, chips entre otros. Uno de mis snacks favoritos libre de gluten son los Popcorners.

También se tiene la posibilidad de poder comer fuera de casa. Existe ya en Costa Rica muchos restaurantes que te dan opciones gluten free. Sin embargoes mejor asegurarse con el mesero para que te pueda orientar y ofrecer los platillos aptos para vos. Inclusive en algunas playas, hemos topado con suerte y por ejemplo en Manuel Antonio hay restaurantes Gluten Free.

Recuerda, con una buena guía y una dieta libre de gluten podemos encontrar el bienestar que tanto andamos buscando. Y con las opciones que ya nos ofrece el mercado podemos seguir disfrutando de la comida, manteniéndonos sanos.

Melania Meza Barrantes

Melania Meza Barrantes

Nutrición Humana y Dietética, Master en Nutrición y Metabolismo

Agendar Cita
powered ByMDee Logo