Regresar

Tengo Hambre

Giovanna Piccolo JohanningGiovanna Piccolo Johanning · 26/9/2016

No puedo recordar cuantas veces he escuchado esta queja: ¡Tengo hambre! A muchos personas se les dificulta perder peso, seguir las recomendaciones de su nutricionista o de su médico, y fracasan una y otra vez en esta tarea de perder peso, pues pierden la batalla contra su peor enemigo: EL HAMBRE.

Escuche bien: ¡Usted NO debe sufrir de hambre si se está alimentando bien! Sentir hambre NO es un buen signo, y NO significa que esté perdiendo grasa. Si al seguir una ¨dieta¨ usted siente hambre es porque la susodicha no es para usted. Se debe ajustar, pues NO es buena -ni mucho menos saludable- para usted.


¡Tengo Hambre! ¿Será bueno?

¡Tengo Hambre! ¿Será bueno?

Ahora bien, revisemos si esta haciendo las cosas bien:

1. El desayuno debe tener entre el 25-30% de las calorías totales del día. Es la comida más importante del día, y debe ser COMPLETO. Es decir, debe tener alimentos fuentes de proteína (como el huevo), alimentos fuentes de carbohidratos – energía- (como el gallo pinto), alimentos fuentes de vitaminas y fibra (como las frutas y vegetales), y alimentos fuentes de grasas saludables (como aguacate, aceite de oliva o aceite de coco). Si usted no esta desayunando bien, es normal que sufra de hambre durante el resto del día.

2. ¿Está usted merendando? Para evitar que el azúcar en sangre caiga debemos comer cada 3-4 horas. Cuando el azúcar en sangre - conocido como glicemia – cae, es normal que usted sienta mucha hambre. Por ésta razón es que merendar es INDISPENSABLE para poder sostener un plan de pérdida de peso a largo plazo; pues si usted no merienda llegará con mucha hambre a los tiempos de comida principales, y comerá – de seguro – de más, o peor aún, comerá de todos los alimentos que no debemos comer. Por la misma razón, es que para poder respetar el tamaño de las porciones que su nutricionista le recomendó, es importantísimo: MERENDAR.

3. ¿Le parece a usted que las porciones son muy pequeñas? ¡Cuidado con esto! Muchas veces caemos en el HORROR de seguir ¨dietas¨ muy estrictas y restrictivas. ¡Sentido común! Si le parece que las porciones son diminutas o chirriscas, seguramente es por que LO SON. Cualquier dieta muy restrictiva, o baja en calorías – mas de la cuenta para usted – le perjudicará en definitiva, pues provocará pérdida de agua y músculo, más que pérdida de grasa. ¡Con calma que llevo prisa! (dicen por ahí con mucha razón). Para perder grasa NO debo pasar hambre. Es mejor hacer una ¨dieta¨ menos restrictiva, NO PASAR HAMBRE, perder más grasa – que músculo y/o agua – e ir un poquito más lento pero SEGURO

Giovanna Piccolo Johanning

Giovanna Piccolo Johanning

Nutrición Humana y Dietética, Nutrición Deportiva, Entrenadora Personal

Agendar Cita
powered ByMDee Logo