Regresar

Un tamal bueno para la dieta... ¿podrá ser?

Giovanna Piccolo JohanningGiovanna Piccolo Johanning · 7/11/2016

En estos días abundan los comentarios, las recomendaciones y las evaluaciones nutricionales de varios colegas, sobre los famosos tamales propios de nuestras tradición de ésta época. Si bien es cierto, se acerca el 31 de diciembre, y con él una revisión exhaustiva de nuestras metas de éste 2016. ¿Cómo le fue a usted? ¿Logró lo que se propuso?

Bueno, el problema con los tamales, NO son los tamales; sino más bien el exceso de consumo, acompañado de más boquitas y traguitos de la cuenta. El problema NO SON LOS TAMALES, sino la actitud o el acercamiento que muchas personas tienen hacia los pobres, ya denigrados a segunda clase. Tanto se habla de ellos: que son altos en grasa, que sólo llevan grasa de cerdo, que son muchos carbohidratos, que no son nutritivos, en fin, la lista continua. Al final de cuentas, todas estos conceptos sobre los tamales son ciertos: sí son altos en calorías, pobres en proteína, altos en grasa y altos en carbohidratos refinados. En fin, tienen de todo lo que - EN EXCESO - engorda. Recuerde, el tamal no engorda... el que engorda es usted, si abusa de ellos.

Nosotros, los nutricionistas y los entrenadores, dividimos a la población en 2 grupos. ¿A cual decidió pertenecer usted? (Pues a nadie lo ubican en el grupo uno o en el grupo dos, ¡usted decide!)

PRIMER GRUPO: LOS DEL BALANCE Y EL TRABAJO

Si usted se ha cuidado, se ha ejercitado y se alimentado de manera saludable durante todo el año, encontrará muy fácil seguir haciéndolo durante diciembre. Seguro, disfrutará de un tamal o dos, pero no abusará de ellos - y de otras comidas propias de la época - pues usted ya ha aprendido a llevar un balance, a comer con medida y a no abusar de ninguna comida. Usted ya ha aprendido a tener una actitud saludable frente a la comida. Usted ya sabe disfrutar sin caer en los excesos.

SEGUNDO GRUPO: LOS DEL EXCESO Y LAS JUSTIFICACIONES

Ahora bien, si usted más bien pertenece al grupo de personas que desperdició el 2016, poniéndose y encontrando justificaciones para no comer saludable y no ejercitarse, probablemente usted sí abusará de los tamales y de todas esas comidas altas en azúcar, harinas y grasas propias de la época. Usted comerá de más, y de seguro engordará un par de kilos, como le pasa todo los años. Para el 1 de enero, se volverá a poner la misma meta que se pone todos los años, y que en el fondo usted sabe que tampoco en el 2017 logrará alcanzar. El problema es que usted, no ha aprendido a dejar de ponerse justificaciones. Usted necesita parar, detenerse, y sacar tiempo para aprender a comer bien, ejercitarse, y lograr construir una actitud saludable frente a la comida... disfrutar y comer sin caer en excesos.

¡Animo que sí se puede! Es cuestión de tener una buena actitud y una mente abierta.

P.s. ¿Estas buscando un tamal que se ajuste a tu ESTILO DE VIDA SALUDABLE? Aquí te comparto ésta receta. 

Giovanna Piccolo Johanning

Giovanna Piccolo Johanning

Nutrición Humana y Dietética, Nutrición Deportiva, Entrenadora Personal

Agendar Cita
powered ByMDee Logo